RADIOMANIA FM

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Regionales

Internacionales

Tecnología

Opinión

Farandula

Deportes

» » CUARTA FLOTA EN EL CARIBE MODIFICARÍA OPERACIONES POR COVID-19




El incremento sustantivo de militares contagiados por coronavirus, ha llevado a las autoridades estadounidenses a modificar los planes de las operaciones navales emprendidas en el mar Caribe.

La conclusión se desprende de análisis realizados por el gobierno venezolano con asesoría del vicealmirante Orlando Maniglia, el Almirante Luis Alfredo y el coronel Humberto Nieves.

El pasado 1° de abril, el presidente Donald Trump ordenó redoblar la presencia militar en el mar Caribe para combatir el tráfico de drogas, operación que fue desplegada después que Estados Unidos puso precio a la detención del presidente Nicolás Maduro, a quien califican de “narcoterrorista”.

Luego de monitorear las 68 embarcaciones que navegan por el Caribe, entre el 17 y 24 de abril, los analistas señalan que “las consecuencias que arrastra el contagio del covid-19 en las fuerzas navales de los EEUU son muy contundentes”. De allí que las operaciones navales comienzan a verse muy afectadas, debiendo cortar despliegues o más aún modificar los planes por las severas implicaciones que trae el desembarque de las dotaciones contagiadas.

Los analistas verificaron un reporte en el que se indica que hay 26 buques de guerra de los EEUU con tripulantes contagiados por coronavirus y habría otros 14 en espera de obtener los resultados de pruebas. “La cifra total de personal contagiado en la Us Navy excede los 1.500 tripulantes, según ciertas estimaciones conservadoras”, indican los analistas.

Por fuentes abiertas se conoció que Francia, Países Bajos (Holanda) e Inglaterra, han declarado que van a realizar una operación conjunta para optimizar la contribución militar en apoyo a sus estados aliados, asociados y posesiones de ultramar, ante la crisis del covid-19. Esto significa el abandono transitorio de su respaldo a la misión enviada por Trump al mar Caribe. 

Por otra parte, la crisis militar originada por la destitución en días pasados del comandante del portaaviones Uss Roosevelt, volvió a tener otro capítulo, revelaron los analistas. En esta ocasión, los miembros del Alto Mando Naval de Estados Unidos quieren que se le devuelva el comando del citado portaaviones al capitán de navío Crozier.

Desembarco. Detectaron que el destructor Uss Kidd se devolvió a su base en San Diego, California, por tener contagio de una parte muy importante de sus miembros. Este buque estaba asignado a la 4° Flota, en las operaciones antinarcóticos a la orden del Comando Sur.

El Buque Hospital Usns Mercy, destacado en Los Ángeles, California, debió desembarcar 130 médicos por el alto nivel de contagio de covid-19 en dicha embarcación.  “Este incremento sustantivo en los niveles de contagio de las fuerzas operativas y de apoyo, ha llevado a que el Secretario de Defensa diera la orden de tomar pruebas de covid-19 a todos los integrantes de sus Fuerzas Armadas”, refiere el informe de los analistas.

En líneas generales, los analistas sostienen que no parece haber una amenaza bélica directa e inminente contra Venezuela, pero aclaran que si existe la posibilidad “de que se use un falso positivo para generar la justificación en el uso de una fuerza militar en contra nuestra”.

También aprecian que pese a la declaración sobre las intenciones de apoyo y asistencia de la Fuerza de Tarea Naval Multinacional que se ha formado, para combatir el coronavirus, no se puede obviar la potencialidad que ésta conlleva. “La gran magnitud de las fuerzas reunidas y el tipo de misiones que podrían incluir (uso de comandos, helicópteros, vehículos de desembarco anfibio, entre otros), le otorga una potencia significativa”.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply