RADIOMANIA FM

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Regionales

Internacionales

Tecnología

Opinión

Entretenimiento

Deportes

» » NICACIA BONILLO: “DIGANLE A NICOLÁS MADURO COMO ESTAMOS VIVIENDO”



@estebanmieres/Fotos: Marcos Tang
Nicacia Bonillo y Wilfredo José Villalba, llevan más de 30 años viviendo en el Cerro El Tigre de Carúpano  y más de un año que le ha tocado, al igual que a otros vecinos, usar una toma de agua ubicada en la ruinas del sistema de bombeo ubicado en el sector del Bulevar José Francisco Bermúdez en la Avenida Rómulo Gallegos, frente a la estación de Bomberos.  
“Hay mijo, llevamos más de un año bañandonos y cargando agua para la casa de este lugar. Al cerro no sube ni una gota de agua y tampoco la llevan con cisterna. Nadie se compadece con nosotros. Ni alcaldía, ni gobernación. Diganle a Maduro como estamos viviendo en el Cerro El tigre, a ver si nos ayuda” fueron las palabras de Nicacia Bonillo al vernos llegar con la cámara fotográfica.
La construcción del sistema de bombeo nunca fue inaugurada. Construida por el Ministerio del Ambiente hace unos años para impulsar las aguas servidas provenientes de las parroquias Santa Rosa, Santa Teresa y Macarapana, es una muestra de desidia gubernamental  y vandalismo social. Las ventana de vidrio y aluminio no existe. De las bombas que debían impulsar las aguas hasta Campo Ajuro y ésta a su vez hacia la planta de tratamiento en Playa Grande, no queda ni rastro. La planta generadora de electricidad quedan el bloque del motor y unas que otras piezas inútiles.   
Las agua servidas se derraman directamente al río Candoroso que desemboca en la playa de El Muelle de Carúpano. a penas unos pocos metros de la “Estación de Bombeo”. El olor es insoportable y el nivel de contaminación es alto. Sin embargo la gente va a diario a bañarse y a cargar agua de un agujero que nadie sabe de dónde sale. 
 “Se supone que es del acueducto de Carúpano” dice Wilfredo Villalba, quien se luego de llenar unas pimpinas de plástico se comienza a bañar. 
Los niños han tomado unas tanquillas más grande para bañarse como si fueran unas piscinas. Se puede observar a los niños divertirse sin importarle el riesgo que pudieran estar tomando al usar esa agua.
Los niños han tomado unas tanquillas más grande para bañarse como si fueran unas piscinas. Se puede observar a los niños divertirse sin importarle el riesgo que pudieran estar tomando al usar esa agua.
“Esto es todos los días. Que más nos queda hacer. Es la única forma que tenemos para bañarnos, hacer comida y beber agua en el Cerro El Tigre. Para tener agua hay que usar una bomba y nosotros no la tenemos. Si no hay que pagar hasta 400 bolívares a los muchachos para que nos suban una botella de agua” manifestó Nicacia.


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply