RADIOMANIA FM

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Regionales

Internacionales

Tecnología

Opinión

Entretenimiento

Deportes

» » YA NO SON ACEPTADOS BILLETES DE DOS COMO UNIDAD DE PAGO


Economistas Coinciden En Que Es Consecuencia De La Hiperinflación




Caracas.- La desmonetización del cono monetario es consecuencia de la hiperinflación, algo típico de los países que pasan por esta situación, cuya característica es la pérdida acelerada del valor del dinero.

Así lo manifestó el economista Asdrúbal Oliveros al ser consultado sobre el tema. 

Oliveros señaló que el dinero se vuelve inoperante.

A diario se observa cómo los comercios y los transportistas ya no reciben los billetes de baja denominación, como el de dos bolívares soberanos.

Indicó el analista económico que el ritmo del crecimiento de los precios hace que ya las monedas de 0,50, 1 bolívar y los billetes de 2, de 5 e incluso el de 10 bolívares soberanos ya no tengan sentido, porque se necesitan grandes cantidades de billetes para comprar cualquier cosa, se trata de un tema práctico, dijo. Oliveros, recomienda que el Banco Central de Venezuela no emita más monedas “ya que son muy costosas, tampoco debe emitir más billetes de baja denominación”.

Lo que sí debe hacer el BCV es incrementar la cantidad de billetes de alta denominación y evaluar emitir a corto plazo billetes de más alta denominación como de mil, dos mil y 5 mil bolívares soberanos.

Por su parte, el experto en finanzas Manuel Sutherland lo denomina “proceso de desmonetización espontánea, se trata de una facultad del bolívar de perder valor con extrema rapidez debido a su emisión en exceso”, explicó. 

Funciones del dinero
A juicio de Sutherland, evidentemente el bolívar es un medio de pago, es una unidad de cuenta y actúa como reserva de valores que son las tres funciones básicas del dinero.

Explica el economista que la moneda local se mantiene, pero está siendo desplazada por el dólar como unidad de cuenta para fijar precios. 

En primer lugar, porque el bolívar deja de ser referencia por su extrema volatilidad, segundo deja de ser una reserva de valor por lo mismo, porque se deprecia con mucha rapidez. 

Las personas salen a la calle a deshacerse de los bolívares, es decir no los guardan y tratan de cambiarlos lo más rápido posible, la gente común compra cosas y los empresarios compran dólares o mercancía para reponer inventario.

En opinión del experto económico el asunto es que el Gobierno de manera insólita primero no le quitó los seis ceros a la moneda lo cual debió hacerse para arrancar con el dólar a 6 bolívares y no 60 como se hizo. 

En segundo lugar, señala Sutherland, más importante que lo primero es que el Gobierno no debió hacer una reconversión monetaria en plena hiperinflación, y por último la reconversión monetaria debe ser el pico de un nuevo programa de estabilización macroeconómica drástico.

Agrega el economista que un nuevo plan debió restringir de manera importante la emisión de dinero y contener otras medidas antiinflacionarias muy seriamente planificadas, ejecutadas, y consensuadas con la población, con sindicatos, trabajadores, academias y con los empresarios. 

Señaló que evidentemente tenía que haber un compromiso de no emitir más dinero, o sea disminuir la emisión monetaria, acompañada con una importante disciplina fiscal. 

Lamentablemente dijo el especialista, nada de eso ocurrió “se hizo la reconversión dejándolo todo exactamente igual, haciendo exactamente lo mismo que se ha hecho en los últimos 4 años y evidentemente estamos a las puertas de perder la reconversión monetaria a pocos meses de haberse hecho”, determinó. 

Nuevo colapso monetario
Recordó el especialista que se perdió la reconversión monetaria de 2008 que duró 9 años sostenida, pero es probable que en unos 10 meses se pierda la nueva reconversión monetaria y el Gobierno nos haga perder una cantidad enorme de dinero imprimiendo más medios de pago inútiles. 

Cabe recordar que el billete de 100 bolívares que fue emitido en 2008 valía casi 42 dólares y ahora su valor es cero.  

Agregó Sutherland “que se imprimieron casi seis mil 700 millones de piezas, fue una pérdida mil millonaria por parte del Estado”. 

A su juicio “vamos por el mismo camino, ya se vende otra vez efectivo y se acepta efectivo de manera diferencial, los bancos tienen menos efectivo y la situación bordea un nuevo colapso monetario”.


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply