RADIOMANIA FM

Imágenes del tema: merrymoonmary. Con la tecnología de Blogger.

Slider

Regionales

Internacionales

Tecnología

Opinión

Entretenimiento

Deportes

» » LA PRESUNTA MATANZA QUE ESPANTÓ A PARIA DEL ESTADO SUCRE




Bajo una misteriosa quietud y silencio que se rompe con el sonido de las olas, se apuesta Río Caribe, capital del municipio Arismendi del estado Sucre. Allí mismo se ubican dos pueblos, San Juan de Unare y San Juan de Las Galdonas; orillas de playa que a primera vista lucen como puertos pesqueros, perspectiva que se desvanece al cruce de un par de palabras con cualquiera de sus residentes.
Aseguran habitantes que en estos lugares el progreso no está acompañado de su principal actividad económica: la pesca, sino, aseguran sus habitantes, de las operaciones criminales ligadas al narcotráfico; el lado este de la Península de Paria, que ha sido suelo para el establecimiento de bandas que contrabandean el alijo a través del Mar Caribe y el Atlántico.
Casas de fachadas desgastadas por el salitre han servido como depósito de armas y refugio para delincuentes, muchos de ellos jóvenes que han nacido de padres pescadores y madres vendedoras de productos del mar, que crecieron en la costa nivaldina que no deja de sucumbir frente a la pobreza y el deterioro de todos los servicios públicos, incluyendo el acceso a la educación; tales necesidades que a muchos los obligó a dejarse seducir por las mafias, disfrazadas de sindicatos. Aparentemente, son pueblos sin ley, la justicia llega de la misma mano de quien no la cumple, aseguran vecinos.
En San Juan de Unare, San Juan de Las Galdonas, Puerto Viejo, Uquire y hasta Boca del Dragón, entre otros poblados, se impone una figura de respeto y autoridad alejada de todo principio de Gobierno: El Jefe o Capo.
Este sujeto lidera toda la operación criminal en la zona, es quien otorga el castigo al que se atreve a sublevarse o incumplir sus normas. Cuando ello ocurre, se originan los enfrentamientos como los que presuntamente sucedieron en estos poblados durante más de una semana.

Los hechos
Cuentan habitantes que al sonar de las balas amanecieron en San Juan de Las Galdonas, el pasado 25 de septiembre. Las detonaciones se extendieron repetitivamente por más de 48 horas y aunque las fuentes oficiales de la región no detallan a ciencia cierta lo que ocurrió, para los residentes de la costa, que sí conocen lo que esconden sus pueblos, el miedo empezó a generalizarse. A la par de ello, las noticias que corría entre los mismos vecinos hablaba de la sublevación de un Lugarteniente de la mafia, quien se atrevería a asaltar embarcaciones con más de 1.500 toneladas de droga.
Tal osadía habría causado la ira del Capo o Jefe, quien presuntamente ordenaría su muerte y con ello, el inicio de las hostilidades.
El pánico se apoderó de los habitantes de San Juan de Unare y San Juan de Las Galdonas, ambos territorios considerados “sin ley”. Los que pudieron refugiarse en casas de familiares a las afueras de la ciudad, lo hicieron; otros se encerraron en sus humildes moradas por más de dos días, mientras cesaban los disparos.
Los residentes que lograron salir del municipio, a regañadientes, fueron los que bajo el anonimato, empezaron a aportar información, datos que parecieran de películas de acción, pero que explican lo que quizás ocurre en la costa Este de la Península de Paria.

Una Alianza
Una alianza entre los líderes de la organización ligada al narcotráfico, presuntamente buscando un cambio de Capo o Jefe, sería el detonante para el inicio de los enfrentamientos. “Todos contra todos”, así los describen los moradores de San Juan de Unare y San Juan de Las Galdonas.
“El pueblo en menos de dos días fue minado de delincuentes de todo tipo. Sicarios, azotes, rateros y hasta novatos, enfilaban el grupo en defensa del Capo, mientras que la hermandad creada por los sublevados, también contaban con arsenal y criminales para hacer frente”, dijo un residente de una zona cercana al lugar de los enfrentamientos.
“En todo el municipio Arismendi, hablar de narcotráfico es normal, charlar de la pesca y el turismo quedó para los visitantes que creen en la quietud de esta zona; los que vivimos en ella sabemos que es un infierno disfrazado de paraíso”, reiteró.
El acceso a todas las comunidades ha sido privado; incluso para la policía local del municipio Bermúdez, por ser Carúpano la puerta principal de Río Caribe.

¿y los cuerpos?
Es otra de las interrogantes que tiene en vilo al pueblo oriental. Fuentes ligadas a las operaciones policiales aseguran que una parte de los cuerpos se encuentran en un área dispuesta para tales fines en el Hospital “Dr. Pedro Rafael Figallo” de Río Caribe; otro lote fue llevado a la morgue general del estado Sucre, ubicada en Cumaná.
Parte de los heridos en estos enfrentamientos fueron trasladados a la emergencia del Hospital “Dr. Santos Aníbal Dominicci”, de la ciudad de Carúpano, donde al parecer reposan otros restos humanos de este hecho.

¿Alineación criminal?
Un dantesco hecho sacudió a Carúpano, una balacera dejó dos muertos y dos heridos. Ocurrió en los alrededores del Matadero Municipal de la ciudad.
Las víctimas fueron el Jefe de un sindicato, presuntamente con nexos a delincuentes del municipio Arismendi. En el mismo hecho una mujer que lo acompañaba fue ultimada.
Con relación a los heridos, se supo que uno de ellos es conocido como “Juan Cara e’ Piedra”, un sujeto retirado de la Policía Municipal de Bermúdez y quien tras su salida del comando de seguridad local, de dedicaría a actividades ilícitas.

Calladitos veneraron a su Santo Patrono San Miguel

Como todos los años los habitantes del pueblo de Río Caribe celebraron a su Santo Patrono, San Miguel Arcángel, actividades religiosas que se llevaron a cabo en varias comunidades del municipio Arismendi los días 27, 28 y 29 de septiembre.
Por el ambiente de inseguridad que se respiraba en la zona, la celebración fue meramente litúgica y bajo un estricto cinturón de seguridad. El acceso al pueblo fue muy reservado.

Afinan preparativos para el II Festival del Chocolate Pariano

Otra de las actividades económicas que esconde Arismendi es el procesamiento de la mazorca del cacao, por eso durante los días 6 y 7 de octubre en la población de Río Caribe, se celebrará el II Festival del Chocolate Pariano, una actividad que invita a propios y visitantes a conocer de la gastronomía nivaldina.
Aunque el Gobierno Regional promete la seguridad, pobladores no consideran oportuna la feria y exigen sea aplazada.

Acuden a las escuelas y liceos “con el Jesús en la boca”

Durante esta semana el regreso a clases ha sido más notorio que en las anteriores, sin embargo, desde escolares hasta liceísta sienten temor de acudir a sus recintos de educación, por lo ocurrido en las poblaciones de San Juan de Las Galdonas y Unare.
La presencia de uniformados en las zonas de conflicto, han ocasionado reacciones; unos se sienten más seguros, pero otros temen que la situación empeore en los próximos días.

Gobernador de Sucre dice que hubo 7 muertos

Trascurrida una semana, el municipio Arismendi fue tomado por un contingente de más de 500 efecti-vos castrenses y fuerzas de acciones especiales de seguridad.
El gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, indicó que el poblado está blindado por cielo, mar y tierra. Del mismo modo reconoció solo siete decesos en los enfrentamientos. Asegura que los caídos corresponden a enfrentamientos entre bandas criminales que operaban en la zona.
Por su parte el director nacional del Cicpc, Douglas Rico, indicó que lo ocurrido en Las Galdonas “fue más show mediático que realidad”, alegando que los decesos atribuidos a ese conflicto no tienen nada que ver con la verdad de los hechos. Dijo que los cadáveres de tres hombres son de un caso ocurrido en Yaguaraparo.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply